Busquemos otra cosa

Cuando no te conformas con lo que tienes

Posts Tagged ‘Memoria’

Depredadores y presas

Posted by sinsangre en 30 octubre, 2007

Una de las características inherentes al ser humano es su capacidad para seleccionar los recuerdos y mandar al olvido aquello que no resulta interesante. Es una manera de evitar acumular en aquel lugar donde se encuentra la memoria miles y miles de datos innecesarios que poco valor práctico tienen para realizar las actividades de la vida diaria. A ésta hora de la mañana ya apenas recuerdo si lo primero que hice fue encender el ordenador o levantarme para ir al baño. Cosas de la tecnología. Claro está, que entre esos recuerdos hay algunos que son más sencillos de mantener por la sensación de placer que genera su recuerdo. Obviando esa idea que ronda por la cabeza al que esté leyendo estas palabras, el ver cómo tu hija te abre los párpados para ver si estás despierto provoca una sensación inicial de destripador que se esfuma al verle la carita a la pequeña. Esos recuerdos son más lonjevos.

Pero, leyendo a primera hora vía menéame un artículo de Perez Reverte acerca de la ignorancia del ser humano del mundo occidental en el que vivimos, que es capaz de olvidar un amenazador pasado por “intereses” especulativos, así como las plegarias y la búsqueda de compensaciones por parte de aquellos que se ven afectados por acontecimientos azarosos de esa índole, uno se plantea hasta que punto sabemos aprovechar la experiencia vivida y, sobre todo, que derecho tenemos a pedir responsabilidades externas sin que previamente haya mediado un juicio interior que modera el más implacable de los jueces.

Es más fácil mirar a un lado. Agachar la cabeza y enterrarla en un agujero para evitar que el león nos devore. Lo que nos ha enseñado el bestiario de la naturaleza es que, cuando el hambre hace mella, no hay forma de aplacar el instinto de supervivencia y que, sólo el más rápido, el más listo o el que mejor camuflaje tenga es el que sobrevive.

Pero, como todo. Una vez alimentado el carnívoro dominante, la calma vuelve a la sabana. Y todos pueden respirar tranquilos durante algún tiempo. El momento justo para que aparezcan nuevos depredadores hambrientos e incautos despistados que terminarán siendo pasto de una gran manada de buitres.

Posted in Opinión, Personal | Etiquetado: , | 16 Comments »